ANÁLISIS DEL CÓDIGO DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DEL ECUADOR

1. Se reconoce que los niños y niñas (personas menores de 12 años de edad) no son responsables penalmente y son absolutamente inimputables, por tanto si se les acusa del cometimiento de delitos se toman solamente medidas de protección.

2.  Los adolescentes (entre 12 y 18 años) son inimputables penal-mente, es decir no pueden ser juzgados por jueces penales ordinarios ni se les aplica las sanciones previstas por las leyes penales, pero son responsables penalmente (además de respon-sables civilmente en los términos del Código Civil) por los delitos que cometan y están sujetos a las medidas socio-educativas establecidas en el Código si se determina que han tenido un grado de participación en el hecho del que se les acusa, y siempre que no exista una causa de excusa o justificación.

La medida más compleja es la de “internamiento institucional” hasta por un máximo de cuatro años, medida que se cumple en un centro especializado solo para adolescentes. Esta se limita a los delitos más graves.

3. Se garantiza plenamente el principio de legalidad en el juzga-miento a los adolescentes acusados de delitos, es decir, única-mente pueden ser juzgados por aquellas conductas tipificadas como delitos por la ley penal.

4. Se aplican todas las restantes garantías del debido proceso (la única que se establece de manera diferenciada es el principio de “publicidad”, que existiendo para las partes impide la entrega de información a terceros). Algunos de los principios son: presun-ción de inocencia, derecho a la defensa, derecho a ser juzgado por un juez independiente e imparcial, etc. El nuevo Código estructura un procedimiento que se “toma en serio” las garantías declaradas. Uno de los ejemplos más notorios de esto es la creación de los “Procuradores de Adolescentes” que son fiscales especializados en adolescencia, en concordancia con la norma constitucional que encarga el ejercicio de la acción penal al Ministerio Público, y además que permite al juez especializado mantener su imparcialidad en los casos sometidos a su conocimiento.

Los procuradores de adolescentes deben actuar, por los objetivos del proceso de juzgamiento de delitos cometidos por adoles-centes infractores, promoviendo el fortalecimiento “… el respeto del adolescente por los derechos humanos y las libertades fundamentales de terceros, promover la reintegración del adoles-cente y que éste asuma una función constructiva en la sociedad”63.

5. Se establece un sistema acusatorio de conocimiento mediante audiencias, garantizando el principio de la debida defensa. El adolescente podrá ser escuchado, podrá interrogar a los testigos y peritos y contradecir la prueba.

6. El proceso diseñado es breve, totalmente oral, con múltiples salidas anticipadas (conciliación, remisión, suspensión condicio-nal), con un alto contenido garantista.

7. La medida cautelar de privación de la libertad esta circunscrita a casos de extrema gravedad, ya que se la considera excepcional. Se contempla un amplio catálogo de medidas socio-educativas, las que tienen por finalidad “lograr la integración social del adolescente y la reparación o compensación del daño causado”. Las medidas establecidas en la ley son amonestación, amones-tación e imposición de reglas de conducta; orientación y apo-yo familiar; reparación del daño causado; servicios a la comunidad; libertad asistida; internamiento domiciliario; internamiento de fin de semana; internamiento con régimen de semi-libertad; e, internamiento institucional64.

8. Para las contravenciones se establece un procedimiento sumario especial donde no cabe medidas de privación de la libertad.

9. El procedimiento de impugnación garantiza que el superior, falle  con celeridad y equidad;

10.La ejecución de las medidas socio-educativas se puede realizar en centros especializados privados, pero es responsabilidad del Estado, el control policial de las medidas, el control de los programas y el financiamiento de las medidas.

11.Todas las medidas socio-educativas son revisables y modificables si han cumplido con su objetivo. Esta posibilidad se encuentra a cargo del Juez de la Niñez y Adolescencia.

About these ads

3 comentarios to “ANÁLISIS DEL CÓDIGO DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DEL ECUADOR”

  1. Ricardo Says:

    Me parece bien el que se pueda dar sanciones disciplinarias de diferente trato al adolescente infractorm perompor experiencia he visto casos donde el fiscal solom ve agravantes en el caso del menor infractorm y no trata de aplicar la sustitucion de medidas de privacion de libertad.

  2. Pamela Mrendieta Says:

    Me paReciiO muii iinteResante!!…. esta EXPERIENCIA! ;)

  3. Lily Says:

    Lindo me ayudo con mi deber

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: